martes, 30 de abril de 2013

MALA: UN SENTIMIENTO HECHO CANCIÓN

Existen diversas formas de aportar en el fortalecimiento de la identidad y en la integración de un pueblo. Podemos hacerlo contribuyendo según nuestras aptitudes y actividades dentro de la sociedad y, por supuesto, desde cualquier lugar. Algunos aportes son tangibles y otros abstractos, como el arte, muchas veces forjados en el anonimato pero que pueden trascender con el tiempo.
Sector costero del valle de Mala visto desde sitio arqueológico Sulcavilca
Amigos del blog tomen un segundo de su valioso tiempo para que, antes de leer esta columna, clickeen en los ANUNCIOS comerciales que aparecen en esta página. Con cada click sobre los anuncios, Google me reconocerá un plus en céntimos de soles, por lo que a MÁS clicks estarán apoyándome a crear un fondo para, algún día, publicar mi libro. Gracias.

 Aporte cultural de un Maleño


Es el caso de un maleño de viejo cuño que en el esplendor de su juventud demostraba una innata vena poética en el glosado de valses criollos, con versos que reflejaban sus amores juveniles teniendo como fondo las características y tradiciones de una pueblerina, bucólica y añorada Mala de los años 50 del siglo pasado. Fue en esa época, fines de la década de los 50 y joven aún, cuando toma la decisión de emigrar en búsqueda de su futuro, deja el pueblo natal acompañado de sus ilusiones y sus canciones y se establece en la ciudad de Nueva York, ciudad en la que trabajó y residió durante muchos años.

"Mala, mi Tierra Natal": Sentimiento maleño en una canción
Amante de la música peruana, cultivó franca amistad con conocidos cantantes criollos de la época, a los que recibía en su casa cuando éstos llegaban en gira artística a la ciudad de los rascacielos. En una de estas informales reuniones, hace muchos años, recibió a un grupo entre los que se encontraban Luis Abanto Morales, José Dávalos y varios guitarristas criollos. Estos reconocidos artistas, como símbolo de gratitud y amistad, graban artesanalmente en antiguas cintas magnetofónicas algunas de las anónimas canciones que trasuntaban su nostalgia por el distante valle maleño. Las viejas grabaciones se mantuvieron inéditas en su archivo personal durante muchos años hasta que, ya en el otoño de su vida, las transfiere tal como fueron grabadas a un moderno disco digital. El propósito de esta introducción es presentarles una de esas canciones inéditas con la clara intención de darla a conocer, un vals que enorgullecerá a todos los maleños y con la que se identificarán. Esta  canción compuesta en 1960 fue grabada en dos versiones, con estilos diferentes (Abanto Morales y J. Dávalos). He elegido la grabación de Luis Abanto Morales, "amigo del alma" del autor, y se la presento en formato de vídeo dedicado a mi pueblo natal:


El Autor de “Mala, mi tierra natal”
Francisco Cuya Arias

El maleño, autor de este hermoso vals titulado ‘Mala, mi tierra natal’ en cuyos versos resume su inmenso amor al terruño, es don Francisco Cuya Arias, hermano menor de mi  suegro Daniel, ambos de antiguas raíces maleñas. Francisco Cuya Arias nos dejó el 12 de diciembre de 2016 a los 90 años de edad, pero nos dejó este magnífico legado musical como su personal aporte artístico al pueblo que lo vio nacer y donde descansa en paz: "y si algún día mis ojos no vuelven a verte/ en mi último suspiro te diré adiós" como dice uno de sus versos.
El videoclip casero fue producido y editado por su sobrino nieto Carlos Ricardo, mi hijo, como un sincero homenaje al recuerdo de Francisco Cuya Arias, tío Pancho, y al valle generoso y pueblo milenario de Mala.


AVISO
Agradeceré amigos lectores, en caso llegaran a emplear mis notas para labores de estudio u otros intereses, sírvanse indicar al autor del blog como su fuente de información (en consideración a la propiedad intelectual).

4 comentarios:

  1. Muy buena la canción del tío Pancho. No sabía la existencia de esa canción me gusto mucho. Muchas felicidades por su blog tío, Y dale U que Mala es crema...
    atte: Fernando Huapaya Cuya

    ResponderEliminar
  2. Es agradable conocer que jóvenes como tú se interesen en conocer la historia de nuestro pueblo. Efectivamente, la canción del tío Pancho es un himno al hermoso lugar que nos vio nacer. Ánimos como el tuyo animan a continuar, gracias.

    ResponderEliminar
  3. Hermano te felicito por del gran trabajo que estas haciendo continúa así eres nuestro orgullo familiar y de este bello pueblo. Paula rosanna Manco Ramos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como indico al inicio del artículo para presentar una canción dedicada al pueblo que permanecía en el anonimato, también deseo aportar intentando mantener la identidad y tradiciones de Mala por medio de un libro sobre su historia que, espero, algún día pueda publicarse. Gracias por tus felicitaciones y seguiremos adelante.

      Eliminar

Te invitamos a dejarnos tu punto de vista acerca de lo publicado en el Blog. Nos interesa saber tu opinión. Sólo tienes que tener una cuenta de Gmail o en su defecto publicarlo eligiendo el perfil anónimo. Gracias.