domingo, 14 de diciembre de 2014

SULCAVILCA ¿ES PATRIMONIO CULTURAL DE LA NACIÓN?

Los primeros estudios de la arqueología peruana emplearon el término ‘RUINAS’ para denominar a las edificaciones de nuestras pretéritas culturas. Los arqueólogos modernos evitan usar ese vocablo para referirse a los monumentos arqueológicos pues consideran que usarlo “suena a algo despectivo” y que, en todo caso, deben llamarlos Huacas, Vestigios o Sitios arqueológicos, pero jamás referirse como ‘ruinas’ a estos monumentos de siglos o miles de años de antigüedad. Una necesaria aclaración.

Amigos del blog tomen un segundo de su valioso tiempo para que, antes de leer esta columna, clickeen en los ANUNCIOS comerciales que aparecen en esta página. Con cada click sobre los anuncios, Google me reconocerá un plus en céntimos de soles, por lo que a MÁS clicks estarán apoyándome a crear un fondo para, algún día, publicar mi libro. Gracias.

EL  SITIO SE LLAMA “SULCAVILCA” (NO ‘EL SALITRE’)

Los tempranos estudios de este centro arqueológico1, ubicado en el sector sur del macizo y del Apu protector del valle de Mala, se efectuaron en la década de 1940, al desconocer su nombre, fue denominado con el topónimo que domina el entorno, en este caso la cercana hacienda colonial “El Salitre”, hoy desaparecida. Con esta denominación fue registrado en el catastro del Instituto Nacional de Cultura, nombre erróneo que aún persiste a la fecha.
El nombre original es Sulcavilca2, tal como fue documentado en crónicas coloniales y corroborado por etnohistoriadores y estudios de los últimos arqueólogos que trabajaron en el área en la primera década del siglo XXI. Por tal razón, coterráneos maleños, al referirse a este centro arqueológico inca es menester emplear su denominación quechua: Sulcavilca, cuyo significado del nombre está relacionado directamente a su origen y vinculación al centro ceremonial Pachacámac, en el Horizonte Tardío.


ESTADO ACTUAL DE SULCAVILCA
Es lamentable el actual grado de abandono de este antiguo centro religioso. De los cuatro3 sectores que lo conformaban sólo perdura a duras penas el icónico templo inca asentado sobre el macizo. La apatía de las autoridades competentes, el irrespeto de los visitantes, las condiciones climáticas e intereses particulares contribuyen a que este monumento arqueológico que es parte de nuestro pasado histórico y de nuestra identidad vaya desapareciendo.
"Deportistas" ciclistas de verano devastan la pirámide escalonada
CIUDADELA DE LA RINCONADA
En Mala ya tenemos un amargo antecedente. En el valle floreció, en el  Período Intermedio Tardío (1100 d.C.-1470 d.C.), una extensa ciudadela4 preinca asentada en las laderas de La Rinconada, la cual fue explorada fugazmente por un sacerdote5 aficionado a la arqueología en 1933, pero ante el total desamparo fue devastada con tractores entre las décadas de 1960 y 1970.

¿Ocurrirá lo mismo con Sulcavilca? Si todo monumento arqueológico es intangible, cabe preguntarnos ¿por qué las autoridades del Ministerio de Cultura no intentan recuperar y poner en valor este lugar que se va extinguiendo de manera irreversible?
Observemos la situación actual:

Los sectores de viviendas y cementerio han sido arrasados.
La pirámide escalonada y el pozo ceremonial están desapareciendo bajo las ruedas de ciclistas y motociclistas de verano.


Irrespeto a nuestro pasado histórico
SITUACIÓN LEGAL DE LA ZONA ARQUEOLÓGICA SULCAVILCA

Extrañamente este centro arqueológico NO6 contaba con resolución alguna que lo protegiera como patrimonio cultural y resguardara de los depredadores.
Recién en octubre de 1999 la Comisión Técnica de Arqueología del Instituto Nacional de Cultura recomienda declarar "Patrimonio Cultural de la Nación" a esta Zona Arqueológica considerando un área de 31 Ha. + 5,237 m2 y un perímetro de 2,253.502 ml.

RESOLUCIONES
1.  La recomendación de la Comisión Técnica de Arqueología del año 1999 sólo fue tomada en parte. El 17 de diciembre de 2004 el Instituto Nacional de Cultura emite la Resolución Directoral Nacional Nº 1380/INC en el que declara "Patrimonio Cultural de la Nación" a la Zona Arqueológica El Salitre. La resolución, a diferencia de la recomendación inicial, considera sólo un área de 20.62 Ha. y un perímetro de 1991.41 ml. También dispone se la inscriba en Registros Públicos y en el Sistema de Información Nacional de los Bienes de Propiedad Estatal (SINABIP) como Patrimonio Cultural de la Nación.
2.  Pero luego ocurre algo sorprendente. El 4 de mayo 2009 el Instituto Nacional de Cultura emite la Resolución Directoral Nacional Nº 696/INC en la que dispone modificar la clasificación de la zona arqueológica El Salitre establecida en la R.D.N. Nº 1380/INC y cambian de clasificación de “Zona Arqueológica” a “Sitio Arqueológico”. Pero lo más extraño y grave es que esta resolución ordena dejar sin efecto dos artículos (2º y 4º) de la Resolución Nº 1380. De esta manera ANULA la aprobación del plano perimétrico del área (20.62 Ha. y 1991.41 ml de perímetro) y evita su inscripción en Registros Públicos y SINABIP como Patrimonio Cultural de la Nación. 

3   Las dos Resoluciones, tanto la R.D.N. Nº 1380/INC como la R.D.N. Nº 696/INC, fueron remitidas a la Municipalidad de Mala para conocimiento y fines pertinentes, según indican ambos documentos, pero…


SULCAVILCA NO ES PATRIMONIO CULTURAL DE LA NACIÓN

Por lo tanto, la R.D.N. Nº 696/INC del 4 de mayo de 2009 deja en el completo desamparo al icónico centro arqueológico del valle de Mala pues, como hemos observado, esta Resolución señala intrínsecamente que este sitio arqueológico NO es Patrimonio Cultural de la Nación y que contradice la Ley Nº 28296 (Ley General del Patrimonio Cultural de la Nación) que a la letra dice: “Se entiende por bien integrante del Patrimonio Cultural de la Nación a toda manifestación del quehacer humano –material o inmaterial- que por su importancia, valor y significado paleontológico, arqueológico, arquitectónico, histórico, artístico, militar, social, antropológico o intelectual, sea expresamente declarado como tal o sobre el que exista la presunción legal de serlo. Dichos bienes tienen la condición de propiedad pública o privada con las limitaciones que establece la presente Ley” que, supuestamente, protege a todos los sitios arqueológicos del país.  Ante la completa apatía por su conservación, demuestra completa apatía por su conservación, prevalecen los intereses subalternos sobre nuestra cultura, parte del pasado histórico y de nuestra identidad están desapareciendo. ¿Podrán recuperarse?
Este informe es nuestra colaboración para que las nuevas autoridades de la Municipalidad distrital tomen conocimiento de la situación y que deberán asumir la gran responsabilidad de gestionar la protección y recuperación del abandonado centro arqueológico ante el Ministerio de Cultura.

NOTAS

1  Es detallado en el parágrafo ‘6.6.1 Estudios del sitio arqueológico de Sulcavilca’ del Capítulo 6 de la sección ‘Mala en la Historia’ del libro de mi autoría “Mala-Valle Generoso, Pueblo Milenario” (http://malagenerosa.blogspot.pe/2013/08/el-libro.html).

2   Explicado con el debido sustento en parágrafo ‘6.6.3 Origen del Centro Ceremonial Sulcavilca’ del Capítulo 6 de la sección ‘Mala en la Historia’ del libro “Mala-Valle Generoso, Pueblo Milenario”. El significado del nombre está vinculado a Pachacámac, como se detalla en:  http://malagenerosa.blogspot.pe/2016/10/el-hermano-menor-de-pachacamac.html.

3   En el parágrafo ‘6.6.1  Estudios del sitio arqueológico de Sulcavilca’ del Capítulo 6 de la sección ‘Mala en la Historia’ del libro “Mala-Valle Generoso, Pueblo Milenario” se presentan dos (2) estudios del lugar.

4   El sacerdote registró sus impresiones en un libro publicado en 1935. Las sorprendentes características del lugar le permitieron teorizar que esta ciudadela fue la residencia de un personaje mitológico surgido de la pluma de Garcilaso (lo tratamos en el Capítulo 6 de la sección ‘Mala en la Historia’ y en el Apéndice “Malla” del libro “Mala-Valle Generoso, Pueblo Milenario” http://malagenerosa.blogspot.pe/2013/08/el-libro.html)

5   En el parágrafo ‘5.2.3  La Rinconada’ del Capítulo 5 de la sección ‘Mala en la Historia’ del libro “Mala-Valle Generoso, Pueblo Milenario” se hace una descripción del antiguo lugar.
6   En el portal web de la Municipalidad y diversas publicaciones consideran erróneamente a la Resolución Ministerial Nro. 295-87-ED del 26 de junio 1987, como la norma legal que ampara al centro arqueológico ‘El Salitre’. Es un lapsus, pues este documento se refiere solamente a la zona adyacente al cerro Salazar.

AVISO
Agradeceré amigos lectores, en caso llegaran a emplear mis notas para labores de estudio u otros intereses, sírvanse indicar al autor del blog como su fuente de información (en consideración a la propiedad intelectual).

Amigo lector clickea en los ANUNCIOS comerciales que aparecen en esta página y estarás apoyándome para continuar mi labor de investigación.


3 comentarios:

  1. Buena recoleccion de información, felicidades aigo Carlos

    ResponderEliminar
  2. Gran aporte señor Carlos, es una pena ver que hasta la fecha nuestras autoridades municipales y nacionales tienen en completo abandono este sitio arqueologico, que como evidencia el lugar, se esta esfumando de la faz de la tierra, y quien sabe que secretos guardara sobre las civilicaciones antiguas que nos son de interes. Por ejemplo una vez estuve paseando por los lados donde parecen un cementerio del lugar, y ahi pude encontrar un cara osea con una buena parte del hueso frontal donde se podia apreciar cortes como con un cuchillo que me hiso recordar a las trepanaciones craneanas de Paracas, taambien me llamo la atencion los fragmentos de tellas q estan regadas por la zona, me lleve un retazo y lo llave con cuidado y vi que tenia dibujos muy semejantes a los telares paracas.
    Con esto quiero decir q parte de nuestra historia esta ahi, y es una pena ver como va desapareciendo.
    Bueno deseo felicitarlo por averce tomado la molestia de averiguar la informacion que presenta en su blog, y queria hacer el una pregunta: ¿cual es la fuente para estar seguro que el nombre correcto de la zona arqueologica es Sulcavilca?, sin mas que decir, espero una respuesta y estare agradecido por ella, bendiciones.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tus valiosos comentarios amigo Clind Calderón Leyva, para complementar este artículo y tu interrogante sobre el nombre del sitio arqueológico he posteado el artículo "El Hermano menor de Pachacámac" el 3 octubre 2016, lo puedes ubicar en el Archivo del blog. También me encuentras en facebook como Carlos N. Manco Ramos. Saludos y sigue compartiendo.

    ResponderEliminar

Te invitamos a dejarnos tu punto de vista acerca de lo publicado en el Blog. Nos interesa saber tu opinión. Sólo tienes que tener una cuenta de Gmail o en su defecto publicarlo eligiendo el perfil anónimo. Gracias.